Las arrugas de la abuela

Yo suelo buscar cuentos de abuelos jóvenes, la mayoría de los que encuentro son los típicos abuelitos canosos, llenos de arrugas, con bastón, etc. ¡Más bien podrían ser bisabuelos y no abuelos! Pequeña Lectora no los relaciona con sus abuelos, y ellos no se sienten identificados con los que salen en los cuentos.
Pero hoy, en el día de los abuelos, os quería enseñar éste, que aunque no es de los que suelo buscar, me ha parecido muy entrañable.

Es el cumpleaños de la abuela y celebra una fiesta con sus seres queridos. La niña sabe que está contenta, pero aún y así le parece triste, sorprendida y preocupada, así que le pregunta a qué se puede deber. La abuela le aclara que seguramente sea por sus arrugas, y le explica a su nieta los recuerdos que guardan cada una de ellas a medida que la niña le va preguntando.

Las arrugas que tiene su abuela van mas allá de simples surcos y hendiduras, cada una de ellas tiene una historia concreta, el mejor picnic de su vida en la playa, cuando conoció al abuelo, la primera vez que dijo adiós… Como puede comprobar la niña, los recuerdos son tanto alegres como tristes, por ello, cada arruga es diferente.

Es un álbum ilustrado precioso de Simona Ciraolo, de la editorial Andana. Las ilustraciones son dulces y muy bonitas, enseñando el momento en el que la niña pregunta a la abuela por cada arruga y a continuación ilustrando el recuerdo de la abuela. A través de las arrugas de su abuela, la niña se da cuenta del paso del tiempo y puede revivir con ella su vida, su infancia y momentos llenos de diferentes emociones.
Las emociones cobran vida en este cuento, cada una de ellas se puede relacionar con las diferentes arrugas de la abuela.

A Pequeña Lectora le ha gustado mucho, aunque como comenté al principio, relaciona a la abuela del cuento con su bisabuela y no con su yaya, como ella la llama. ¡Veremos a ver qué gracia le hace a su abuela, cuando vaya a preguntarle por todas sus arrugas!

Yo seguiré buscando cuentos sobre abuelos, los abuelos de hoy en día, esos abuelos que visten moderno, que llevan el pelo rosa, que trabajan, ¡y que tienen más energía que muchos de nosotros!
¿Conocéis cuentos de abuelos como los que yo busco?