Dibujar monstruos con Monster Kit

  • Edad: más de 3 años
  • Duración: 15 min
  • Jugadores: 1- 10

Os quiero enseñar «Monster Kit», un juego muy divertido para dibujar monstruos. Lo que más me ha gustado de este juego de cartas es que ocupa poco y tiene diferentes niveles de dificultad y muchas modalidades de juego. Disfrutarán desde los más pequeños a los más mayores.

La caja contiene una baraja de cartas y el manual de reglas con las explicaciones de un montón de modalidades diferentes de juego.

El modo básico de juego:

Es el que utilizo con Pequeña Lectora normalmente. Consiste en separar las cartas por colores, hay cinco tipos (cuerpo, ojos, nariz, boca y complemento), y amontonarlas boca abajo.

Cada jugador tendrá que dibujar en una hoja el monstruo que le salga. Primero cogerá al azar una carta del montón rojo que es el cuerpo, y lo dibuja. Después hará lo mismo con los ojos, la nariz, la boca…

También se puede escribir el nombre del monstruo juntando las sílabas de cada carta y sumar los puntos de cada una de ellas. Quien tenga la puntuación más alta gana esa ronda.

Otras maneras de jugar:

El monstruo invisible: Cada jugador tiene que dibujar un monstruo con las cartas que le salgan. Cuando todos tengan el monstruo dibujado, tienen que devolver las cartas con las que no se han usado y mezlarlas para formar un montón. Con las cartas boca abajo, el jugador más joven empezará robando una carta poniéndola a la vista de todos. Si el contenido de la carta está en el dibujo de un jugador, éste tiene que tacharlo o borrarlo. Es decir, si sale el ojo que yo he dibujado en mi monstruo, lo borraré. Ganará la persona que antes haya borrado todo su monstruo y deberá gritar «¡Monstruo invisible!».

¡Silencio! ¡Viene el monstruo!: Esta modalidad consiste en elegir a un jugador que robe al azar una carta de cuerpo, ojos, nariz, boca y complemento. Durante un minuto deberá memorizarlas. Este jugador deberá describir el monstruo que le ha salido en las cartas solamente con gestos y sonidos. Los demás jugadores no pueden preguntar nada y tienen que conseguir dibujar al monstruo. El jugador que describía el monstruo valorará el dibujo que se asemeja más al monstruo que tenía.

Este juego tiene muchas más modalidades. Las cartas se pueden utilizar para jugar en modo rol. Está todo explicado en el manual de reglas. Como veis, es un juego muy muy versátil, algo que me parece muy positivo, ya que es muy difícil que te llegues a aburrir. A medida que los niños y niñas van creciendo, puedes ampliar los modos de juego. Un juego que avanza con la edad de nuestros peques.

Pequeña Lectora no tiene mucha traza dibujando, ella ve que no le sale lo que quiere dibujar, por lo tanto no dibuja demasiado. Pero este juego es una manera de motivarla a hacerlo. Perfecto para practicar las formas geométricas y los colores.

También nos está yendo estupendo para la iniciación de la lectoescritura. Le encanta escribir los nombres de los diferentes monstruos que le salen.

Trabaja la lógico-matemática reconociendo los números que salen en las diferentes cartas y haciendo sumas sencillas (de momento).

Con este juego trabajamos también la atención, la concentración y la adquisición de normas, ya que cada modalidad tiene sus reglas.

¡Seguro que os ha gustado tanto como a mí! Este juego es de Tranjis Games, la misma marca que el que os enseñé hace poco, Torre de gatos, o el famoso «Virus».