Damos la bienvenida a la primavera con actividades de la caja Kreiva Box

Ya tenemos aquí una de las estaciones que más gusta, ¡la primavera! Nosotros en casa lo hemos celebrado haciendo las actividades que nos proponían en la caja de Kreiva Box.

Para los que no conozcáis estas cajas, os cuento un poquito para qué son, qué llevan dentro y cómo funcionan. Después, ya os cuento lo que venía en nuestra caja, ¡ha sido todo un éxito!

Las Kreiva Box son unas cajas creadas por una familia emprendedora, con diferentes propuestas de actividades dentro con las que pretenden introducir la ciencia, la ingeniería, la tecnología, el arte o las matemáticas a los niños y niñas de 3 a 8 años.

La temática de cada caja es diferente y están adecuadas a la edad del niño o niña para quien se pide. Dentro de cada una de ellas vienen de 2 a 4 actividades de la misma temática, una actividad extra enfocada a reciclar la caja y convertirla en algo maravilloso y un librito de instrucciones con los pasos de cada actividad perfectamente explicado. Dentro viene todo el material que vayas a necesitar para hacer las actividades.

Para pedirlas, solo tienes que meterte en la web de Kreiva Box, y pedir la caja especificando la edad del niño a niña y el tipo de suscripción. Puedes pedir una caja para probar, un pack de 3 cajas (una cada mes) o un pack de 6.

¿Qué había en nuestra Kreiva Box?

Cuando llegó nuestra caja, Pequeña Lectora estaba emocionadísima. Esa sensación de sorpresa, no saber qué actividades podría hacer, ¡le encantaba! Debo decir que yo estaba igual.

Cuando descubrimos que eran actividades de cultivar, ¡vi que habían dado en el clavo! Todo preparado para fabricar una «patata» de las que le salen hierba, sembrar tomates y lechugas, hacer un cactus de papel y reciclar la caja para hacer un invernadero.

Muñeco con pelo de cesped

¿Recordáis haber tenido uno de esos muñecos parecidos a una patata con hierba en la cabeza? Yo de pequeña tuve varios, y me hizo mucha gracia poder hacer uno con mi hija. Es más, nos viene genial para que nuestros gatos le corten el pelo a la patata (a la cual hemos bautizado con el nombre de Juana).

Una actividad fácil, divertida y con un final sorprendente, sobre todo cuando los peques ven que empieza a crecer la hierba.

¡Así quedó Juana!
Cultiva un mini huerto

Con esta actividad pudimos sembrar tomates y lechugas en unos semilleros.

Es ideal para que los peques tengan conciencia del paso del tiempo y trabajen la paciencia. Ya que tenemos por delante un trabajo de constancia y responsabilidad (con el riego) y observación para poder ir viendo cuándo nuestro trabajo da sus frutos, ¡y nunca mejor dicho!

En el libro de instrucciones viene también una especie de diario donde vamos a ir apuntando las fechas de la siembra, la germinación, el transplante… Ellos pueden ir también haciendo un dibujo de lo que van observando.

Cactus de papel

Una actividad sencilla con un final precioso. El cactus es una monada para decorar cualquier rinconcito. Pequeña Lectora lo ha querido colocar en el patio de su casita de muñecas.

Invernadero casero con la caja

Poder hacer una actividad con la caja para reciclarla me pareció una idea increíble. Y que fuese un invernadero ya me enamoró del todo.

Perfecto para contarle a Pequeña Lectora qué es un invernadero, para qué sirve y poder colocar ella los semilleros que había preparado.

¿Qué os han parecido todas las actividades que hemos hecho? ¡A mi me han parecido estupendas para el inicio de la primavera!

Estas cajas me parecen una idea genial para aquellas familias a las que les encantaría hacer actividades con sus hijos, pero no tienen tiempo de buscar ideas, prepararlas, comprar los diferentes materiales…

Con Kreiva Box te viene todo preparado. Es más, me ha parecido perfecto para llevarla de viaje y poder hacer actividades en cualquier sitio. Nosotras solo hemos necesitado unas tijeras, todo lo demás, nos venía en la caja.